El plantilla ratoncito Pérez


Mi odontólogo, me dijo que mi dentadura me duraría unos 200 años, ya que las tengo mis muelas grandes y fuertes. Pero un día la muela del juicio me estaba molestando, estaba careada. Me fui donde mi odontólogo y le dije que me calce pero que no me quite la muela. En efecto el doctor comenzó a perforar y a perforar hasta que llego al nervio. El doctor me dijo no queda más remedio que extraerle la muela, entonces yo le dije bueno. Con una fuerza terrible ejerció presión sobre la muela pero no salía, el doctor prácticamente tubo que apoyar su rodilla en la camilla casi encima de mí hasta que salido la muela del juicio, una muela grande con una raíz larga.
Fui a la casa muy contento con la muela en mi bolsillo. Ya al anochecer puse la muela debajo de la almohada para ver si se lleva el ratoncito Pérez y viene con un regalo. Pero al amanecer seguía allí la muela.
El plantilla ratoncito Pérez nunca vino, será que se quedo dormido o ya tenía suficientes muelas recogidas, o simplemente no tenía el regalo para dejarlo a cambio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s