Super Capullo al rescate

Hoy, en una época que está de moda los superhéroes del cine y la televisión. Los niños de hoy admiran más a un hombre verde como “Hulk” con músculos grandes que grita, lleno de fuerza; el “hombre araña” que se desliza por las paredes, “airoman” que vuela por los cielos y es experto en computadoras. Y donde queda el verdadero héroe que son las madres y padres que entregan todo por amor a sus hijos…?. Por eso surge desde Quito el SuperCapullo un padre abnegado por cuidar a su esposa y sus hijos que representa todos los papas que hace todo lo posible para llegar con el pan bajo el brazo, de mantener la armonía, salud y felicidad dentro del hogar.

Proximamente mas historietas del SuperCapullo.

Ni han de querer tus huesos..!!!

Como mi odontólogo me dijo una vez que mis dientes me durarían unos 200 años, me quede con esa idea. Me doy cuenta que mis huesos de todo mi cuerpo son fuertes. Por eso, le conté a mi mamá y a mi esposa que una ves que fallezca, pienso donar mi esqueleto a la ciencia, universidad o un museo. Entonces mi mama con una expresión de asombro dijo…. Uh… ni han de querer…!!!! entonces mi esposa… y mi mamá estallan en una carcajada…. de risas y de risas…. mi esposa dice … -Doña Rosario yo nunca pensé esa expresión de usted.  Y la verdad yo tampoco pero al final todos nos reímos mucho.

 

El plantilla ratoncito Pérez

Mi odontólogo, me dijo que mi dentadura me duraría unos 200 años, ya que las tengo mis muelas grandes y fuertes. Pero un día la muela del juicio me estaba molestando, estaba careada. Me fui donde mi odontólogo y le dije que me calce pero que no me quite la muela. En efecto el doctor comenzó a perforar y a perforar hasta que llego al nervio. El doctor me dijo no queda más remedio que extraerle la muela, entonces yo le dije bueno. Con una fuerza terrible ejerció presión sobre la muela pero no salía, el doctor prácticamente tubo que apoyar su rodilla en la camilla casi encima de mí hasta que salido la muela del juicio, una muela grande con una raíz larga.
Fui a la casa muy contento con la muela en mi bolsillo. Ya al anochecer puse la muela debajo de la almohada para ver si se lleva el ratoncito Pérez y viene con un regalo. Pero al amanecer seguía allí la muela.
El plantilla ratoncito Pérez nunca vino, será que se quedo dormido o ya tenía suficientes muelas recogidas, o simplemente no tenía el regalo para dejarlo a cambio.

Iglesia de la Merced recuerdos, chispa de vida e inspiración.

Hoy en la mañana antes de llegar al trabajo, pase por la Iglesia de la Merced. Recuerdo que fue la misa de mi abuelo Papa Cesar cuando el falleció. Yo tendría unos 5 años era en la noche, solo podía ver las siluetas de las personas. Y el velorio fue en la siguiente calle.

La Virgen de la Merced patrona de las fuerzas armadas del Ecuador. Se puede observar las banderas del ejército, la marina, la fae y la del comando conjunto.
Las banderas especialmente la de la marina, recuerdo cuando trabajaba en la Recoleta en la marina. En la Recoleta en las mañanas cada vez que llegaba al trabajo a las ocho tocaban el pito, para hizar la bandera del Ecuador y todas las personas que caminaban se paraban, incluso los carros dentro del Ministerio de Defensa se bajan del auto y se ponían de pies, en signo de respeto a la bandera. También tengo el grato recuerdo de ir algunos repartos navales como en: Salinas, Guayaquil, Bahía de Caraquez, Manta, San Lorenzo, Esmeraldas, Jaramijó y observar la misma bandera del Ecuador flameando con los vientos costeros. Ahora que trabajo en el Municipio de Quito, cuando llego y paso por la plaza grande se escucha a veces la trompeta con que se hiza la bandera ecuatoriana, pero el común de las personas en la plaza hacen caso omiso. Y cuando paso regreso a ver por unos segundos la bandera, pero tampoco me voy a quedar parado solito allí en medio parque.

Regresando a la Iglesia de la Merced, el padre que da la misa, no estaba todavía. Había un grupo de personas que estaban a la derecha rezando. Se paraban, se sentaban, se volvían a parar y se volvía a sentar, recitaron el credo. El cual dice que Jesús fue crucificado, muerto, sepultado, resucito, está en el cielo y está sentado al a derecha del padre. Lo cual me hace reflexionar sobre nuestra existencia. Y vienen las inquietudes si Jesús realmente resucito físicamente o fue una resurrección en el corazón de las personas. Independientemente de que si Jesús murió y resucito. Después de leer el libro “El arte de no amargarse la vida” me parece que comprendo un poco mejor la filosofía de Jesús, un hombre que comprendió la naturaleza humana con sus instintos y a encontrar nuestro yo superior en armonía con los demás. Con estas enseñanzas sí creo que está sentado a la derecha del padre, es decir está alineado con la ideología de la superación y convivencia. Que resucito ?, pues pienso que si, el hecho de que sigamos conversando de el y practiquemos sus enseñanzas, es una forma de resurrección dentro de nosotros. Ahora claro que existe dos Jesús, el histórico verdadero y el relatado muchos años después.

Quien sabe si ahora viniera Jesús, en persona tal vez nos diría que han exagerado o distorsionado su imagen, y que sus enseñanzas fueron para unir y no para dividir.
Lo cierto es que la ambigüedad el hombre, siempre existirá. Es decir el odio y el amor.
Porque a pesar de ser racionales no dejamos de ser animales.
Niños educados con violencia o sin amor, se crea un círculo de violencia, el hambre y la falta de oportunidades surge los mounstros.
Pero el hombre es mejor que hace 2000 años .? Pues parece que sí.

Regresará Jesús, vendrá otro mesías, un maestro, un avatar….?
Son preguntas que realmente no tienen relevancia, lo que podemos hacer nosotros en poner nuestro grano de arena. Construir felicidad en nuestros corazones, en nuestros familiares y en nuestra sociedad.
Aprovechar esta chispa de vida que tenemos para hacer algo bello, algo bonito digno de nuestra.

Al observar la Iglesia de la Merced, puedo ver que esa chispa de vida lo han realizado los artesanos que han realizado las esculturas más hermosas, la Virgen de la Merced, los ángeles, los cuadros en oleo, los detalles tallados en madera. Allí siento un gran espíritu que sigue vivo, que es la de los hombres con sus bellas obras guiados por una gran inspiración y por su fe.